#GanasdeF1

Al mismo tiempo que Mark Webber cruzaba la línea de meta el 27 de noviembre de 2011 yo, al igual que miles de personas a lo largo y ancho del mundo, nos preguntábamos qué sería de nosotros hasta el 16 de marzo.

Estamos a 16 de marzo. En media hora dará comienzo la temporada 2012 de Fórmula 1. Es hora de echar un último vistazo atrás a lo más relevante sucedido en los últimos meses.

Pedro de la Rosa fichaba por HRT después de un evento con su club de fans en un circuito de karts en Madrid en el que dio a entender que estaba preparado para lo que se le plantease. Sin duda, Pedro no esperaba que a estas horas HRT no hubiese pasado las verificaciones técnicas de su monoplaza. Tampoco creo que el español sospechase que después de todo el bombo que se le había dado desde el equipo a la pretemporada la escudería sólo hubiesen rodado 10 vueltas en un filming day, a modo de shakedown improvisado, y que el primero en probar el coche fuese a ser Narain Karhikeyan, otra de las sorpresas que nos ofreció el parón invernal.

La guerra por el puesto en Williams fue curiosa y más la forma en la que posteriormente explicaron que había logrado la posición. Me imagino a los candidatos al puesto en el ejercito a las ordenes de algún mandamás que les hiciese cantar ridículas canciones de cantina. Aún me pregunto si Adrian Sutil llegó a tener alguna posibilidad de entrar en el equipo. Su pelea callejera en china le ha costado caro. Por el momento está sin asiento y, como mucho, será piloto probador de Pirelli que por fin ha dado con un monoplaza más actualizado o al menos eso nos venden.

Por supuesto, la vuelta de Raikkonen. No me podía olvidar de este detallazo. El finlandés al que nada parece importar a vuelto a la Fórmula 1 sin problemas de motivación, detalle que se ha encargado de repetir en múltiples ocasiones. Para colmo este fin de semana en Australia puede llover y en caso de que suceda, habría que adelantar la carrera o podríamos volver a ver a un Raikkonen comiendo helados, en esta ocasión los yatés de los multimillonarios le pillan a desmano.

Ferrari, mantiene a sus pilotos. Massa seguirá un año más en la escudería ya que es la mejor de las opciones existentes aunque yo, hubiese subido a Checo. Hay quien cree que Massa será el piloto revelación de la temporada, sin embargo, yo, sigo diciendo que Massa nunca me pareció un piloto Ferrari y que no ha mejorado con los años. Los italianos han protagonizado la decepción de los test. La Scuderia, por fin, ha diseñado un monoplaza innovador que es lo que los expertos y afición pedía a gritos en los últimos años de sequía. Sin embargo el F2012 parece no rendir de la forma esperada. Fry aseguró en los últimos test de pretemporada, después de que los altos cargos de Maranello prohibiesen hablar a los pilotos, que descartaban el podio. De ahí en adelante todo han sido chismes y habladurías. Yo soy de las que creen que tienen problemas y que no estan fingiendo pero, en nada lo sabremos.

Red Bull ha continuado en su línea. Abbey, como ha denominado Sebastian Vettel este año a su coche, parece ir sobre raíles a pesar de haber tenido más problemas de los esperados. McLaren, sin embargo, parece haber acertado. Los de Woking han sido los únicos que han presentado un monoplaza sin morro de pato, y no parece haberles ido mal.

Los neumáticos han sido el mayor quebradero de cabeza para todos. Los neumáticos apenas han rendido correctamente durante tres vueltas según han podido comprobar los equipos. Las virutas que Pirelli pretendía hacer desaparecer continúan desprendiéndose de los neumáticos.

Por último, no nos podemos olvidar de Marussia, la renombrada Virgin, o ¿sí?. A diferencia de HRT, el equipo anglomalayo, ha guardado silencio acerca sus plazos. Con una invisibilidad pasmosa desaparecieron. Con muchos problemas económicos a sus espaldas lograron pasar los crash test, hacer un shakedown en Silverstone y llegar a Australia callando a incrédulos como yo que pensabamos que Pic y Glock se unirían a los múltiples pilotos que esta temporada no tienen asiento.

Hemos vivido, en resumen, una pretemporada que ha generado más incógnitas que resolverlas.

En media hora se esclarecerán algunos de los detalles pero no será hasta mañana en la calificación cuando los equipos descubren sus cartas.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: