#FuerzaMaría

Hace unas semanas comentaba con un familiar que la Fórmula 1 actual era totalmente segura, sin dejar de ser un deporte de riesgo. Aquel día nunca hubiese imaginado tener que asimilar lo que a María le ha pasado y mucho menos viniendo de ella. Hace algo más de una semana criticaba la gestión de prensa que la piloto de pruebas de Marussia había planteado, lo cual no quita a que la noticia de su estado me haya apenado.  Muchos ánimos a María y a su familia en estos momentos tan duros.

(Para los que que aún no sepáis que ha ocurrido podéis ver el comunicado oficial de Marussia aquí: María de Villota pierde el ojo derecho tras el accidente de ayer)

Cuando el accidente haya pasado y la cosa esté más calmada daré mi opinión sobre este asunto. No quiero ofender a nadie ahora.

Anuncios